Los derechos de explotación de obra



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Dice el artículo 17 de la L.P.I. que corresponde al autor el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de su obra en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, que no podrán ser realizadas sin su autorización, salvo en los casos previstos en la presente Ley.

A continuación, los artículos 18 a 22 van detallando el contenido de las formas de explotación. Las bases de tales preceptos son las siguientes:

Se entiende por reproducción la fijación de la obra en un medio que permita su comunicación y obtención de copias de toda o parte de ella.

Se entiende por distribución la puesta a disposición del público del original o copias de la obra mediante su venta, alquiler, préstamo o de cualquier otra forma. Cuando la distribución se efectúe mediante venta, en el ámbito de la Unión Europea, este derecho se extingue con la primera y, únicamente, respecto a las ventas sucesivas que se realicen en dicho ámbito por el titular del mismo o con su consentimiento.

Se entenderá por comunicación pública todo acto por el cual una pluralidad de personas pueda tener acceso a la obra sin previa distribución de ejemplares a cada una de ellas. No se considerará pública la comunicación cuando se celebre dentro de un ámbito estrictamente doméstico que no esté integrado o conectado a una red de difusión de cualquier tipo.

La transformación de la obra comprende su traducción, adaptación y cualquier otra modificación en su forma de la que se derive una obra diferente. Los derechos de propiedad intelectual de la obra resultante de la transformación corresponderán al autor de esta última, sin perjuicio de los derechos del autor de la obra preexistente. El artículo 39 dice que no se considerará transformación que exija consentimiento del autor la parodia de la obra divulgada, mientras “no implique riesgo de confusión con la misma ni se infiera un daño a la obra original a su autor”.

La cesión de los derechos de explotación sobre sus obras no impedirá al autor publicarlas reunidas en colección escogida o completa (art. 22).

Los derechos de explotación regulados son independientes entre sí (art. 23).